Las escaleras del olvido

Tu pelo,

esa criatura alada,

hacer rodar

a los mortales

por las escaleras

del olvido.

Dejalos

que rueden

hacia abajo.

Sólo así

el proceso

del olvido

se reinicia

cada vez.

La bendición

del olvido

facilita

la existencia.

La existencia

de la humanidad

sólo es posible

cuando resbala

por las escaleras

del olvido.

Compatriotas

Por qué lidiar

con compatriotas?

Los compatriotas

pueden ser idiotas.

Fue uno,

un compatriota,

a reclamar

algo que era suyo.

Se le rieron

en la cara.

Lo había dejado

de lado,

abandonado

a merced

del viento

que azota

esas latitudes.

Allí,

donde los compatriotas

no pisan,

porque el viento

azota.